"An té nach bhfuil láidir ní foláir dhó bheith glic"


Céad míle fáilte!


domingo, 5 de marzo de 2017

Los resultados electorales dan un fuerte golpe al unionismo

La ex primera ministra Arlene Foster predijo una brutal campaña electoral, pero no esperaba un resultado tan brutal para el unionismo.

Por primera vez en la historia de los Seis Condados Ocupados, los unionistas ya no tienen la mayoría en Stormont.

Hace tan sólo 10 meses, el unionismo tenía 16 escaños más (10 del DUP y 6 del UUP), ahora, tras la reforma electoral (que reduce los escaños de 108 a 90, pasando de distritos de 6 escaños a 5 por distrito) de los 18 escaños que se han suprimido, 16 son perdidos por el unionismo y, tan sólo uno perdido por SF (al que se le puede sumar otro de People Before Profit por su base de votantes).

Al final, sólo 1.168 votos separaron al DUP de Sinn Féin, una mínima brecha que seguramente espantará a los unionistas.

El DUP ha perdido su veto, se queda por debajo de los 30 escaños que le han asegurado hasta ahora el derecho a veto en la Asamblea y que ha generado tensiones con Sinn Féin por su oposición a cuestiones sociales como el matrimonio homosexual, el aborto o la política lingüística. Aún así, todavía puede recurrir al apoyo de algunos unionistas de ideas afines cuando sientan la necesidad de bloquear la legislación. Mucho dependerá de su relación con el nuevo líder de los unionistas del Ulster.

De otro lado la radical TUV y el PUP -afín a la UVF- tampoco han sabido recoger votos de los descontentos del DUP (desgastado por el escándalo de las energías renovables y su posición ante el Brexit), los afínes a la UDA, que han dado su apoyo al DUP tampoco deben de estar contentos y que se puede decir de un UUP que no haya dicho ya el gesto de su líder (que ha dimitido).

La composición del próximo Ejecutivo también va a cambiar. El DUP ya no tendrá cuatro ministros alrededor de la mesa: Caerán a tres - igual que Sinn Féin.

Pero esas cifras cambiarán si el SDLP y el UUP deciden permanecer en la oposición: tienen derecho a un asiento cada uno en la mesa ejecutiva.

El líder del SDLP Colum Eastwood luchó para entrar al gobierno, pero sólo si las condiciones después de las negociaciones son a su gusto. Si le da la espalda al gobierno, tendrá que dejar espacio en los bancos de oposición "oficiales" para Alliance.

Habiendo ganado el 8,8% de los votos, ahora ha pasado el umbral para obtener el estatus "oficial".

Para visibilizar mejor las cosas, vamos a poner dos tablas muy expresivas, una de las elecciones actuales (de Innisfree), otra del histórico desgaste del unionismo en los seis Condados Ocupados, que refleja muy claramente el sentimiento de miedo que muchos unionistas pueden estar teniendo a estas horas.

El tiempo puede dar vuelcos y sorpresas en un panorama tan volátil como el del Norte, pero de lo que no hay duda es, que en estas elecciones, el ganador sin lugar a dudas ha sido el Sinn Féin, y el unionismo siente ya que los tiempos de ''un parlamento protestante para un pueblo protestante'' han pasado, o como ha dicho un eufórico Gerry Adams "La noción de una mayoría unionista perpetua, ha sido demolida".
Como siempre, habrá que ver cuales son las reacciones de una comunidad acostumbrada a ser la dominante, la arrogante y la que ostentaba todo el poder oficial en los parlamentos y en las calles.