"An té nach bhfuil láidir ní foláir dhó bheith glic"


Céad míle fáilte!


lunes, 28 de mayo de 2018

Alice Stopford Green

Alice Stopford Green (30 de mayo de 1847 - 28 de mayo de 1929) fue una historiadora irlandesa y nacionalista.

Ella nació bajo el nombre de Alice Sophia Amelia Stopford en Kells, Condado de Meath. Su padre Edward Adderley Stopford fue Rector de Kells y Archidiácono de Meath. Su abuelo paterno era Edward Stopford, obispo de Meath en la Iglesia de Irlanda. De 1874 a 1877 vivió en Londres, donde conoció al historiador John Richard Green. Se casaron en Chester el 14 de junio de 1877.

En la década de 1890 se interesó en la historia de Irlanda y en el movimiento nacionalista como resultado de su amistad con John Francis Taylor. Ella fue activa en su oposición a la política colonial inglesa en Sudáfrica durante las guerras Boer y apoyó el movimiento de reforma del Congo de Roger Casement. Su libro de 1908 'The Making of Ireland and its Undoing' argumentó a favor de la sofisticación y la riqueza de la civilización irlandesa nativa. Stopford Green participó activamente en los esfuerzos por hacer que la perspectiva de la autonomía fuese más aceptable para los Unionistas de Ulster. Ella estuvo muy involucrada en el traslado de armas de Howth.

Se mudó a Dublín en 1918, donde su casa en el 90 de St Stephen's Green se convirtió en un centro intelectual. Apoyó el lado pro-Tratado en la Guerra civil irlandesa y estuvo entre las primeras nominadas al recién formado Seanad Éireann en 1922, donde sirvió como miembro independiente hasta su muerte en 1929.

Obras

    Henry the Second (1903) primera pub. 1888.
    Town Life in the Fifteenth Century Vol. I (1894)
    Town Life in the Fifteenth Century Vol. II (1894)
    The making of Ireland and its undoing, 1200-1600 (1909) primera pub. 1908.
    Irish nationality (c1911).
    The old Irish world (1912)
    Loyalty and disloyalty: what it means in Ireland ([1918?])
    A History of the Irish State to 1014 publicada en 1925, su última gran obra.

domingo, 27 de mayo de 2018

Los resultados oficiales confirman una victoria del 'sí' a la liberalización del aborto

Información desde ElDiario; Los resultados oficiales confirman una victoria arrolladora del 'sí' a la liberalización del aborto en Irlanda tras el referéndum celebrado este viernes, con un 66,4% a favor, un 33,6% en contra y una participación del 64,1% del censo.

En total, la despenalización ha cosechado el voto a favor de 1.429.981, frente a los 723.632 votos en contra, según las cifras definitivas con todas las circunscripciones en las que se divide el país escrutadas.

La única circunscripción en la que ha vencido el 'no' ha sido Donegal.



El primer ministro irlandés, Leo Varadkar, ha destacado que tras el referéndum, Irlanda, un país de fuerte tradición católica, tendrá "una constitución moderna para un país moderno". 

Varadkar ha destacado que el resultado, inesperadamente claro a favor del 'Sí' puesto que las previsiones no daban una victoria tan holgada, supone una "revolución silenciosa" y ha anunciado que la nueva ley de interrupción voluntaria del embarazo podría estar en vigor a finales de este mismo año.

A los que han votado 'No', Varadkar les ha asegurado que Irlanda "es el mismo país que la semana pasada, solo que un poco más amable, un poco más tolerante y un poco más moral".

Los irlandeses votaban sobre el artículo 40.3.3, conocido como la Octava Enmienda, que fue añadida en la Constitución de la República de Irlanda a través de otro referéndum celebrado en 1983. Esa ley reconocía el derecho a la vida del no nacido, y lo igualaba al de la mujer gestante. 

Con la victoria del 'sí' y por tanto su derogación, el Parlamento podrá modificar la normativa sobre el aborto a partir de un proyecto de Ley de plazos promulgado por el Gobierno que permitirá que sea libre en las 12 primeras semanas, y bajo el supuesto de riesgo para la salud de la madre o del feto en las 24.

La actual ley implica la prohibición total del aborto, también en casos de violación, malformaciones fetales o riesgo para la salud de la madre. En 2014 se introdujo la excepción para casos de riesgo de muerte después de que una mujer falleciera por septicemia. Contempla penas de cárcel de hasta 14 años para las mujeres y los profesionales de la sanidad que lo procuren.

Irlanda era uno de los pocos países europeos en los que el aborto era ilegal. Los otros que lo mantienen así son Malta, Andorra y el Vaticano.

Los jóvenes, quienes más han votado por el 'sí'

Los sondeos a pie de urna  publicados esta misma noche ya daban una clara mayoría del 'sí', y finalmente unos resultados muy parecidos a los oficiales: entre el 68% y el 69% a favor.

El despiece de las encuestas de la radiotelevisión pública, RTE, daba algunos datos por segmentos de población: el grupo de edad entre 18 y 24 años votó en un 87,6% por el sí; el de 25 y 34, en un 84,6%; el de 35 y 49, en un 72,8% y el de 50 y 64, por un 63,7%. Solo la población de más de 65 votó en su mayoría por el no, de acuerdo a los sondeos a pie de urna, con un 58,7% en contra. Por géneros, el 65,9% de hombres y el 72,1% de mujeres votaron por el sí. También ganaba tanto en el voto urbano (71%) como en el rural (60%).

Resultados desde la BBC:

Limerick County: Yes 24,448 (58.1%), no 17,644 (41.9%)

Limerick City: Yes 32,169 (66.9%), no 15,941 (33.1%)

Louth: Yes 46,429 (66.6%), no 23,333 (33.4%)

Tipperary: Yes 42,731 (59.1%), no 29,516 (40.9%)

Kildare South: Yes 27,307 (70.7%), no 11,339 (29.3%)

Kildare North: Yes 40,058 (73.6%), no 14,399 (26.4%)

Clare: Yes 34,328 (64.3%), no 19,079 (35.7%)

Wexford:Yes 49,935 (68.4%), no 23,069 (31.6%)

Laois: Yes 24,232 (61.4%), no 15,264 (38.6%)

Waterford: Yes 37,016 (69.4%), no 16,296 (30.6%)

Carlow/Kilkenny: Yes 44,211 (63.5%), no 25,418 (36.5%)

Wicklow: Yes54,629 (74.3%), no 18,931 (25.7%)

Cork North-Central: Yes 33,639 (64.02%), no 18,908 (35.98%)

Cork East: Yes 34,941 (64.1%), no 19,550 (35.9%)

Cork South-West: Yes 26,147 (64.5%), no 14,387 (35.5%)

Cork South Central: Yes 40,071 (68.84%), no 18,138 (31.16%)

Cork North-West: Yes 27,194 (60.1%), no 18,054 (39.9%)

Dublin Central: Yes 18,863 (76.51%), no 5,790 (23.49%)

Dublin Bay South: Yes 33,919 (78.5%), no 9,298 (21.5%)

Dublin North-West: Yes 28,477 (73.1%), no 10,489 (26.9%)

Dublin Rathdown: Yes 34,529 (76.1%), no 10,845 (23.9%)

Dublin South-West: Yes 54,642 (74.9%), no 18,301

Dublin Fingal: Yes 51,840 (77%), no 15,523 (23%)

Dublin West: Yes 33,595 (74%), no 11,794 (36%)

Dublin South-Central: Yes 34,201 (74.8%), no 11,530

Dublin Bay North:Yes 57,754 (74.7%), no 19,573 (25.3%)

Dublin Mid-West: Yes 35,192 (73.27%), no 12,838 (26.73%)

Galway East: Yes 26,525 (60.18%), no 17,546 (39.81%)

Galway West: Yes 42,422 (65.9%), no 21,906 (34.1%)

Offaly: Yes 24,781 (58.1%), no 17,908 (41.9%)

Meath East: Yes 30,686 (69.2%), no 13,652 (30.8%)

Meath West: Yes 26,343 (63.95%), no 14,850 (36.05%)

Roscommon-Galway: Yes 23,677 (57.2%), no 17,709 (42.79%)

Donegal: Yes 32,559 (48.1%), no 35,091 (51.9%) - Mayoría de votos a favor del 'NO'

Sligo-Leitrim: Yes 34,685 (59.4%), no 23,730 (40.6%)

Kerry: Yes 40,285 (58.3%), no 28,851 (41.7%)

Mayo: Yes 32,287 (57.1%), no 24,287 (42.9%)

Cavan-Monaghan: Yes 32,115 (55.5%), no 25,789 (44.5%)

Longford-Westmeath: Yes 30,876 (58.3%), no 22,113 (41.7%)

Dún Laoghaire: Yes 50,243 (77.1%), no 14,953 (22.9%)

Protocolo lealista del entorno de la UVF para el izado de banderas

Protocolo presentado por la Iniciativa Comunitaria de East Belfast que media en nombre de excombatientes vinculados ala UVF del este de Belfast.
 
• Las banderas se izarán el 1 de junio y se retirarán tan pronto como sea posible después del 28 de septiembre (Día del Ulster) pero a más tardar el 7 de octubre.

• Las banderas hechas jirones, rotas o dañadas de otra manera serán retiradas y / o reemplazadas en la primera oportunidad.

• Solo banderas legales se izarán en farolas públicas.

• Banderas, mantenidas en buenas condiciones, serán izadas los 365 días del año en monumentos conmemorativos, murales u otras áreas de conmemoración.


La Iniciativa Comunitaria de East Belfast ha obtenido el acuerdo de las comunidades lealistas asociadas en el este de Belfast, North Down y el área de Newtownards para implementar un protocolo positivo de expresión cultural en relación con la izada de banderas para el año 2018.

Todos los participantes en las discusiones han reafirmado su compromiso con la adhesión al estado de derecho y la protección de las tradiciones culturales de larga data.

En consecuencia, los grupos asociados con la EBCI han acordado izar solo banderas legales, y esto se define como aquellas banderas que no estarían sujetas a las disposiciones de la Ley de Terrorismo de 2006 en relación con la invitación a apoyar a una organización proscrita.

Los grupos también acordaron que las banderas rotas o dañadas se eliminarán o reemplazarán en la primera oportunidad posible.

Todas las banderas se eliminarán tan pronto como sea posible después del Día del Ulster (28 de septiembre) pero a más tardar el 7 de octubre.

El protocolo entrará en vigor a media noche del 22 de mayo de 2018 y no se aplicará retrospectivamente.

Un portavoz de la EBCI dijo:

"Este es un paso extremadamente positivo de los grupos, que acordaron autorregularse para garantizar que nuestra cultura se muestre de la mejor manera posible. No estamos ciegos ante los intentos ideados por grupos liderados por activistas de Sinn Féin para hacer que todos los aspectos de la cultura unionista sean polémicos''.

"El EBCI siempre participará positivamente en cualquier discusión que fomente nuestro objetivo de proteger la expresión cultural unionista, y creemos firmemente que este protocolo proporciona el marco para avanzar en ese objetivo''.

"Estamos orgullosos del sacrificio de nuestra comunidad durante las Dos Guerras Mundiales y muchos otros conflictos y recordamos con orgullo a la Fuerza de Voluntarios de Ulster de 1912 y la 36ª División de Ulster, que sacrificaron tanto para garantizar la libertad y el estilo de vida británico que disfrutamos hoy''.

"Reafirmamos nuestro compromiso con el estado de derecho, y es en este contexto que hemos obtenido el acuerdo voluntario de que los lealistas asociados con EBCI solo izarán banderas legales. Esperamos que este compromiso sea ampliamente bienvenido y esperamos un verano pacífico de celebración cultural positiva". 

Este protocolo tiene su trampa, y no es otra que la bandera de la UVF a la que ponen un sutil '1912' (que es prolíficamente usada), con lo cual todo el mundo sabe que es la UVF paramilitar actual la que las iza, pero se maquilla con un componente histórico para burlar la ley, al respecto se ha dicho:

El lealista Jamie Bryson ha dicho:

"Hay banderas UVF 1912 que son completamente legales, totalmente legales. El PSNI ha sido claro al respecto, la gente pueda erigir banderas y tienen todo el derecho de hacerlo, está dentro de la ley, no culpen a la gente, culpen a la ley".

El concejal del SDLP Donal Lyons (que está muy activo en este tipo de temas ultimamente - ya hemos hablado de él brevemente -) ha dicho: "La declaración habla de las banderas que se consideran legales por la Ley de Terrorismo de 2006.

"Me cuesta recordar cada vez que alguien que ha estado poniendo banderas se ha visto involucrado en esa legislación y particularmente este tipo de intento de sofistería o ser demasiado inteligente al tener una gran bandera de la UVF con un pequeño 1912 escrito y sugiriendo que es nada más que una conmemoración histórica".

sábado, 26 de mayo de 2018

Amplia victoria del 'sí' en el referéndum irlandés sobre el aborto, según los sondeos a pie de urna

Artículo de Público - padraic halpin / graham fahy (reuters)

El pueblo de Irlanda va a liberalizar algunas de las leyes antiaborto más restrictivas del mundo por una mayoría arrolladora, según reflejaron esta madrugada dos sondeos a pie de urna, ya que los votantes reclamaron el cambio en lo que hace dos décadas era uno de los países europeos más conservadores socialmente.

Una encuesta a pie de urna de Irish Times/Ipsos MRBI indicó que los votantes de esta otrora profundamente católica nación apoyaron el cambio por un 68% frente al 32% que lo rechazaron. Un sondeo de RTE/Behaviour & Attitudes amplió el margen hasta un 69% frente al 31%.

Si se confirma, el resultado constituirá el último hito en un camino de cambio para un país que sólo legalizó el divorcio por una mayoría exigua en 1995, antes de convertirse en el primero en adoptar el matrimonio gay mediante el voto popular hace tres años.

"Todo indica que vamos a hacer historia mañana", dijo en Twitter el primer ministro, Leo Varadkar, que está a favor del cambio legal.

El escrutinio ha empezado a las ocho de la mañana de este sábado y los primeros resultados oficiales se esperan a media mañana.

A los votantes se les preguntó si deseaban abolir una enmienda constitucional de 1983 que da los mismos derechos a la vida para la madre y su hijo nonato. La consecuente prohibición del aborto fue levantada parcialmente en 2013 para los casos en los que corre peligro la vida de la madre.

Las fotos de Twitter mostraron a las militantes de la campaña abrazándose y llorando de alegría en los cuarteles generales de la plataforma Together4yes (Juntas por el sí) poco después de que apareciera el primer sondeo a pie de urna.

El ministro de Justicia, Charlie Flanagan, lo calificó como "un gran paso más hacia fuera de nuestro oscuro pasado". La ministra para la Infancia, una de las primeras promotoras del referéndum, proclamó que se avecina "un día histórico y emotivo".

Varadkar afirmó que la votación constituía una oportunidad que sólo se da una vez en la vida y la respuesta de los votantes fue de tal calibre que la televisión nacional RTE informó de que la participación podría ser la más alta que jamás se haya registrado en un referéndum en Irlanda, potencialmente superando el 61% que apoyó el matrimonio gay por un amplio margen.

Ningún otro tema social ha dividido tan agudamente a los 4,8 millones de irlandeses como el aborto, que fue elevado hasta lo más alto de la agenda política por la muerte en 2012 de una inmigrante india de 31 años, Savita Halappanavar, a causa de un aborto séptico después de que se le negara la interrupción médica del embarazo.

El sondeo del diario Irish Times mostró mayorías arrolladoras a favor del cambio en todos los segmentos de edad por debajo de los 65 años, incluyendo casi nueve de cada diez votantes con menos de 24 años.

El sondeo de RTE indicó que el voto más elevado por el "Sí" se registró en Dublín, donde el 80% estuvo a favor, pero no se produjo una profunda división entre las zonas urbanas y rurales como sí ocurrió en anteriores referéndums sobre el tema, puesto que un 63% de la gente que vive en localidades con una población inferior a los 1.500 habitantes apoyó las propuestas de cambio.

"Tantas mujeres han cruzado a Inglaterra para ocuparse de las necesidades de su familia y de su salud, que creo que es una desgracia y es necesario cambiarlo", declaró la votante del "Sí" Sophie O'Gara, de 28 años, refiriéndose a las mujeres que han viajado a Gran Bretaña para conseguir abortar.

Campaña feroz

El voto fue disputado ferozmente y dividió a los partidos políticos, relegando a la otrora todopoderosa Iglesia católica, y se convirtió en un caso paradigmático de cómo los gigantes globales de Internet afrontan la publicidad en las redes sociales durante las campañas políticas.

Al contrario que en 1983, cuando la religión figuró como prioridady el aborto era un tema tabú para la mayoría, esta campaña se definió por las mujeres de uno y otro bando describiendo públicamente sus experiencias personales de interrupción del embarazo.

Las que hicieron campaña por el "Sí" alegaron que el aborto ya es una realidad en Irlanda, puesto que más de 3.000 mujeres viajan a Gran Bretaña cada año para abortar –un derecho que se consagró en un referéndum en 1992– y muchas otras compran ilegalmente la pastilla del día después.

Pese a que no figuraba en las papeletas, el bando del "No" intentó capitalizar los planes del Gobierno de permitir el aborto sin restricciones hasta las doce semanas de embarazo si el referéndum aprueba el cambio, algo que argumentaban que iba demasiado lejos para la mayoría de los votantes.

Algunos políticos del "Sí" ya han reclamado al Gobierno que apruebe la legislación sin tardanza tras la publicación de los sondeos a pie de urna.

Respuesta integra de Saoradh al SDLP ante la retirada de una señal del IRA

La afirmación de los concejales del SDLP, Dónal Lyons y Tim Attwood, de que una exhibición conmemorativa con las letras IRA en el Falls Road es inaceptable, no será una sorpresa para la base republicana. Durante décadas, el SDLP ha tratado de criminalizar y vilipendiar la Lucha Republicana, bailando al ritmo de la Iglesia Católica y las sucesivas administraciones del Estado Libre.

Sin embargo, sus recientes ataques contra los republicanos arrojan más preguntas que respuestas. Si afirman que las letras IRA son ofensivas fuera de este hospital, ¿por qué el nombre de ese mismo hospital no se considera ofensivo para el SDLP?

El Royal Victoria Hospital lleva el nombre de la "reina de la hambruna" que supervisó el genocidio sistemático de más de un millón de irlandeses en la década de 1840. Muchas víctimas están enterradas a menos de una milla de esta exhibición en el cementerio de Milltown. Más de un millón de personas se vieron obligadas a emigrar.

Los ataques a señales que incorporan emblemas del IRA por parte del SDLP han sido y serán rechazados por la gran mayoría de las personas que viven en West Belfast, una comunidad orgullosa que organiza regularmente conmemoraciones por los Voluntarios Republicanos.

Comentando sobre las declaraciones del SDLP, el portavoz de Saoradh 'Dee Fennell dijo:
"El SDLP una y otra vez sale con estas declaraciones absurdas que atacan las muestras republicanas de solidaridad o conmemoración. Al mismo tiempo, sus representantes electos asisten regularmente a eventos conmemorativos por el personal de la Fuerza de la Corona. Recientemente sus miembros también respaldaron públicamente los eventos de reclutamiento de la Marina Británica dirigidos a escolares.

Aquellos que destacaron la colocación de esta señal, sin darse cuenta de lo ofensivo del nombre del Hospital en sí mismo para la gente local, son indicativos de su postura pro-británica y su influencia cada vez menor dentro de las comunidades de la clase trabajadora de Belfast ".

Tiroteo de castigo en Belfast - New Lodge -

Un joven de 20 años recibió recientemente un disparo en la pierna en un ataque de castigo en el norte de Belfast.

La policía dijo que la víctima fue atacada por tres hombres enmascarados en Churchill Street, en el New Lodge, el jueves 17 de mayo a eso de las 22:30. (hora local).

El hombre fue tratado en la escena y sus heridas no se cree que pongan en peligro su vida.

El Detective With Philip Cummings lo describió como un "ataque brutal".

Él dijo, en la habitual condena de estos actos: "Este fue otro ejemplo de cómo los grupos delictivos buscan controlar las comunidades a través del miedo y la violencia".

viernes, 25 de mayo de 2018

El SDLP retira una señal del IRA y la arroja a la basura

Una señal del IRA (la reunificación de 2012) colocada en Belfast para la marcha de pascua de Saoradh, ha centrado la polémica semanas después.

La señal,  con las siglas del IRA, también cuenta con una ametralladora, y fue erigida en su día fuera de la entrada peatonal de un hospital.

El concejal del SDLP, Tim Attwood, semanas más tarde ha dicho: "El horrible letrero del IRA y la ametralladora falsa que se encuentra fuera de la entrada peatonal del Royal Victoria Hospital deberían retirarse inmediatamente. No puede haber lugar en nuestra comunidad para tales imágenes, especialmente fuera de un hospital. Esos días han quedado atrás."

Lo cierto es que tras conversaciones entre SDLP - SF y sectores cercanos a la UVF (que por su parte han sacado un protocolo de banderas), se ha pedido su retirada,  y no solo se ha llevado a cabo, sino que un concejal del SDLP se vanagloria de que la señal haya acabado en un contenedor de basura.

No hay duda de que los tiempos en los Seis Condados ocupados están cambiando, que la ''normalización'' va ganando terreno, que los partidarios de dejar atrás las expresiones del conflicto van consiguiendo sus fines, aún sin concluir dicho conflicto - años atrás sería impensable que un cargo público (o cualquiera) se jactase de retirar esa señal y más aún, de tirarla a un contenedor de basura, hace un par de días Dónal Lyons, del SDLP, lo ha hecho, de momento sin consecuencias para él:



 
Dee Fennell del partido republicano Saoradh atacó al SDLP y dijo que el nombre del hospital era ofensivo para los republicanos.

"Durante décadas, el SDLP ha tratado de criminalizar y vilipendiar la lucha Republicana, bailando al ritmo de la Iglesia Católica y las sucesivas administraciones del Estado Libre. Sin embargo, sus recientes ataques contra los Republicanos arrojan más preguntas que respuestas", dijo.

"Si afirman que las letras IRA son ofensivas fuera de este hospital, ¿por qué el nombre de ese mismo hospital no se considera ofensivo para el SDLP? El Royal Victoria Hospital lleva el nombre de la" reina de la hambruna "que supervisó el genocidio sistemático de más de un millón de irlandeses en la década de 1840. Los ataques a señales que incorporan emblemas del IRA por el SDLP han sido y serán rechazados por la gran mayoría de las personas que viven en West Belfast, una comunidad orgullosa que organiza regularmente conmemoraciones por los Voluntarios Republicanos".

El PSNI interviene en una pelea juvenil sectaria multitudinaria, al parecer concertada previamente

Una multitud de jóvenes, de ambas comunidades, tuvo que ser dividida por la policía en lo que se cree que fue una "pelea organizada" en el norte de Belfast.

Imágenes de grandes grupos de jóvenes que se reúnían en Ardoyne han sido publicadas en redes sociales.

Desde Sinn Féin, Ryan Murphy, le dijo al Belfast Telegraph que el incidente ocurrió alrededor de las 7 p.m. del jueves (hora local). El concejal de Old Park había recibido llamadas de residentes que hacían saber que grandes multitudes se congregaban en lo alto de Ardoyne.

"Hasta donde sabemos, había una multitud de jóvenes que se reunieron en Ardoyne y sus alrededores", dijo.

"Algunos de ellos vinieron de fuera del área y algunos eran del área de Glenbryn Park. Hubo un poco de pelea entre ellos y luego llegó la policía y la acabó y los dispersó. Hubo algunos jóvenes trabajadores involucrados en eso también".

jueves, 24 de mayo de 2018

Nuevo mural pro Palestina en Belfast

El muro internacional(ista) de west Belfast ha inaugurado un nuevo mural, en esta ocasión en solidaridad con Palestina.


El mural muestra la imagen de de Fadi Abu Salah protestando y lanzando piedras desde su silla de ruedas contra las fuerzas israelíes, que en 24 horas mataron a 60 palestinos hirieron a otros 2.700, mientras Estados Unidos inauguraba su embajada en Jerusalén.

Conmemoración en recuerdo de los Huelguistas de hambe de 1981 - IRSP-

El IRSP se concentró recientemente en Derry para recordar y homenajear a los diez huelguistas de hambre fallecidos en las huelgas de 1981, tres de ellos Voluntarios del INLA.


miércoles, 23 de mayo de 2018

Ataques con bomba de clavos y, cóctel molotov, en dos incidentes separados

Una bomba de clavos improvisada, de fabricación rudimentaria, explotó parcialmente después de haber sido arrojada contra una casa en Belfast, dijo la policía.

Sucedió justo antes de la medianoche (hora local) en el área de Bloomfield Road en el este de la ciudad el viernes.

El sargento detective Rory McPhillips dijo: "Cuando los agentes llegaron a la escena, descubrimos que en realidad se trataba de un artefacto explosivo improvisado de fabricación rudimentaria, lleno de clavos. Había sido arrojado contra la casa junto con una serie de fuegos artificiales. El dispositivo había explotado parcialmente, esparciendo clavos y metralla por el jardín. Una mujer, que estaba en la casa en ese momento, no resultó herida, pero quedó traumatizada''.
Desde el DUP, Adam Newton dijo que el ataque en Bloomfield Road es el último de una serie de incidentes en el este de Belfast.

Se desconoce la autoría y la motivación.

De otro lado, se produjo un ataque con bomba de gasolina en Antrim.
Una gran piedra fue previamente arrojada rompiendo una ventana de la propiedad de Parkhall Road alrededor de las 11.30 pm del viernes (hora local). La bomba de gasolina fue arrojada después, golpeando solo la ventana pero causando daños por humo y chamuscando su marco y la pared exterior.

Dos hombres, que estaban en la sala de estar de la casa en el momento del incidente, quedaron conmocionados, pero no sufrieron daños, dijo la policía.

Al igual que el incidente anterior, de momento se desconoce la autoría y motivación, de haber novedades se actualizará la noticia.

martes, 22 de mayo de 2018

Adolescente hospitalizado después de recibir una patada en la cabeza en un ataque sectario

El adolescente fue atacado por un grupo en Derry el fin de semana.

El PSNI dijo que alrededor de las 10:10 pm del sábado por la noche (hora local), un joven de 15 años caminaba por Rossdowney Road con sus amigos cuando un grupo de aproximadamente 30 jóvenes los detuvo frente a una tienda.

Uno de los hombres del grupo, de 16 o 17 años con gafas, se detuvo y habló con el chico (en principio preguntaron el equipo que apoyaba, al saber que era el Celtic, fue atacado). Se informó que este hombre llamó a otros tres jóvenes que estaban con él y el adolescente de 15 años fue agredido.

El el ataque sectario recibió varias patadas en la cabeza, la cara y la espalda y un puñetazo en la cara. Su camisa también le fue arrancada.

El ataque terminó en el medio de la carretera, donde, en algún momento, la víctima pudo ponerse de pie y correr hacia una rotonda. Un automovilista que conducía un vehículo blanco se detuvo y se llevó a la víctima.

Posteriormente, la víctima acudió al hospital donde recibió tratamiento por sus lesiones, que incluyeron moretones en la espalda y la cara, rozaduras en los brazos y las piernas y un diente partido.

El ataque ha sido condenado por el concejal de Sinn Féin, Christopher Jackson.

Él dijo: "Esto debe haber sido una experiencia muy aterradora para el joven que fue atacado y espero que se recupere rápidamente. No puede haber lugar para el sectarismo en nuestra Ciudad. Los responsables deben darse cuenta de las posibles consecuencias de sus acciones. En un momento en que las comunidades en el Waterside se esfuerzan por cimentar la paz y fomentar la reconciliación, parece que hay una minoría muy pequeña que intenta vivir en el pasado. He estado advirtiendo en los últimos tiempos sobre un aumento en tales ataques. Y no podemos permitir que durante las horas de oscuridad lpartes del Waterside se conviertan en áreas prohibidas (no - go)''.

"Invito al PSNI a que ponga los recursos necesarios para contrarrestar y detener a los responsables de llevar a cabo estos ataques".

Desde el DUP, Gary middleton también ha condenado el ataque, diciendo: ''Los que están detrás del ataque sectario contra un chico de 15 años en Londonderry el sábado por la noche deben ser condenados. No puede haber lugar para este comportamiento en el Waterside o en cualquier área de nuestra ciudad. Cualquier persona con información debe comunicarse con el PSNI en el 101''.

Bertie Ahern avisa de una posible violencia ante el brexit

Desde La Vanguardia vía EFE desarrollan la información de la siguiente manera (sin editar); El ex primer ministro de Irlanda Bertie Ahern ha afirmado hoy en Bilbao que "los irlandeses no están dispuestos a construir una frontera que divida de nuevo en dos la isla" debido al "brexit", ya que esa separación "podría dar pie a la violencia".

En una conferencia organizada por la Fundación Sabino Arana en Bilbao, Ahern ha avisado de que la salida del Reino Unido de la Unión Europea puede cambiar la relación que en los últimos años mantiene ese país tanto con la República de Irlanda como con Irlanda del Norte, y ha confiado en que no llegue a suponer "un paso atrás" en el proceso de paz.

A su juicio, el "brexit ha llegado en un momento poco oportuno", cuando se celebra el veinte aniversario de los Acuerdos del Viernes Santo que supusieron el final de la violencia, y "está complicando las cosas", ya que "ha generado nuevas tensiones", ha advertido, tras recordar que en Irlanda del Norte no se votó a favor de la salida de la UE.

Según el ex primer ministro irlandés, el resultado del referéndum del "brexit" en Reino Unido "fue un error mayúsculo", y ha vuelto a poner sobre la mesa varios asuntos que "mantienen a los dos países separados" y han aflorado "ciertos flecos del conflicto del pasado".

En concreto, ha avisado de la necesidad de dar una solución a la frontera entre las dos Irlandas, porque el gobierno de la República de Irlanda "no está dispuesto a tener una frontera dura y física" que divida la isla, y ha propuesto negociar un acuerdo aduanero que sea compatible con el deseo inglés de salir de la Unión Europea.

"No queremos ser un daño colateral de las negociaciones del brexit", ha sentenciado. "Nadie en la isla de Irlanda está dispuesto a aceptar esa frontera" y "podría dar pié a la violencia y eso no sería aceptable".

Por ello, ha apelado al mantenimiento del diálogo y la negociación en las instituciones comunes que se han creado "entre ambas Irlandas" y también con el Reino Unido, para favorecer las relaciones comerciales e impulsar las inversiones, al tiempo que garantizar un futuro en paz, y, así, que "cuando los ingleses abandonen la UE, se haya asegurado que no vamos a dar un paso atrás, que no volvamos al pasado".

Ha recordado que los acuerdos de paz en su país exigieron muchos años de "debates interminables" desde el convencimiento de la necesidad de buscar posturas comunes y dejar atrás la política polarizada, los años de muertes y violencia, para lo cual hubo que abordar "temas complejos como las armas, los presos, la reconciliación y las víctimas, algunos de los cuales aún quedan por abordar en profundidad".

Por ello, ha insistido en la necesidad de conservar lo fundamental de aquel acuerdo: "mantener buenas relaciones" entre los irlandeses, así como con el gobierno de Londres.

En esta misma jornada, el presidente del PNV, Andoni Ortuzar, ha considerado que Irlanda y Euskadi disfrutan ahora "del valor universal de la paz" después de años de terrorismo, y deben poner su "experiencia a disposición de otras culturas y otras sociedades en conflicto".

lunes, 21 de mayo de 2018

Un acercamiento a la frontera artificial impuesta - Según la BBC -

Consideramos que el artículo contiene muchos puntos informativos de interés para los lectores del blog, pese a que en varios momentos la pluma británica se deja notar. Por ese motivo ponemos el artículo integro sin editar, diciendo como es costumbre, que apelamos a una lectura crítica del mismo.

BBB Mundo.- Es la única frontera terrestre que Reino Unido compartirá con la Unión Europea (UE) una vez que entre en vigor el Brexit, cuyas negociaciones empezaron esta semana.

Se trata de la frontera entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda, que se extiende por unos 500 kilómetros. Y nadie sabe realmente lo que va a suceder en este lugar.

"El puente Kilnasaggart" era un nombre que susurraban los que viajaban en tren durante la época de los llamados troubles ("problemas") de Irlanda del Norte.
Este fue el conflicto nacionalista entre los unionistas protestantes, que deseaban que la provincia siguiera siendo parte de Reino Unido, y los nacionalistas católicos, que querían que Irlanda del Norte se separara de Reino Unido y se uniera a la República de Irlanda.

Los "problemas" comenzaron a fines de los 1960 y se extendieron casi cuatro décadas, marcando a varias generaciones de habitantes en ambos países.

Kilnasaggart se ubica cerca de la frontera que separa a los seis condados de Ulster (Irlanda del Norte) de la República de Irlanda.

El puente solía ser blanco continuo de los ataques con bomba del IRA (Ejército Republicano Irlandés), la organización paramilitar que apoyaba la separación de la provincia.

Los ataques provocaban que el trayecto de norte a sur fuera a menudo imposible.

De manera que cuando el tren se acercaba al puente, se escuchaba un anuncio en los altoparlantes que indicaba que debido a "problemas" en la vía, todos los pasajeros debían desembarcar en la parada de Newry.

De allí debían viajar en autobús hasta cruzar la frontera y después volver a abordar el tren en Dundalk, República de Irlanda.

Esto, cuentan los viajeros, añadía entre una y dos horas al trayecto. Aunque el servicio no era rápido, al menos cruzaba la frontera.

Hoy en día, quienes realizan este trayecto pueden sentarse cómodamente en sus asientos y tomar café mientras atraviesan este lugar que fuera tan problemático.

Viajan tan relajados que no perciben en qué momento pasan de un lado a otro de la frontera. El límite está allí, pero nadie parece saber dónde.

¿Kilómetros o millas?

Si manejas por la autopista que une a Belfast, la capital de Irlanda del Norte, con Dublín, la capital de la República de Irlanda, el único signo de que ya atravesaste la frontera es el sutil cambio en los letreros que pasan de marcar millas a marcar kilómetros.

Es como un juego de niños: ¿estamos en el norte o el sur?
Hace unos 50 años, era más fácil adivinar porque las mejores carreteras estaban en Irlanda del Norte. Sabías que habías llegado a la República cuando el auto empezaba a atravesar baches en el camino.

Además, los letreros en la carretera del sur eran más dramáticos que los del norte. Los primeros, por ejemplo, anunciaban con letras mayúsculas: "DISMINUYE LA VELOCIDAD", "DISMINUYE MÁS LA VELOCIDAD", "DISMINUYE AÚN MÁS LA VELOCIDAD".

Esta frontera de exactamente 499 kilómetros de largo serpentea desde Carlingford Lough (en el este) hasta Lough Foyle (en el oeste).

Nunca fue una línea recta. Es un garabato que atraviesa el mapa como si fuera el trazo torpe de un niño con un crayón.

La línea divide ríos, corta campos, divide puentes a la mitad e incluso divide alguna casa. Hay hogares cuyo comedor está en el norte y las recámaras en el sur.

Y casas donde la recepción telefónica varía entre el norte y el sur.
Los días de los problemas y la violencia en la región quedaron en el pasado. Pero ahora que Reino Unido se prepara para salir de la UE, la gente que vive en estas tierras fronterizas está preocupada.

Unas 35.000 personas atraviesan la frontera cada día para ir a trabajar, entre los cuales se encuentran pacientes de hospitales, niños que van al colegio y empleados.

Ninguno de ellos quiere una frontera rígida, pero la UE ya enfatizó que debe haber alguna forma de control de aduanas.

Muchos se preguntan si habrá largas filas de miles de personas esperando cruzar diariamente los puntos fronterizos.

Doble identidad

El pueblo de Muff se ubica en el condado de Donegal, cerca de la frontera, donde comienza el condado de Londonderry.

Durante los "problemas", los coches tenían que hacer fila en el punto de control del ejército, donde soldados jóvenes y nerviosos armados con rifles lanzaban las preguntas habituales: "¿de dónde viene?", "¿a dónde va?", "salga del auto y abra el capó, señor".

Después, un poco más adelante en el camino, estaban los oficiales de aduanas irlandeses listos para atrapar a los locales con contrabando.

Hoy, el viejo puesto de aduanas está sellado con tablas de madera y tiene plantas brotando por la chimenea.

Al cruzar el puente te encuentras con un poblado de una sola calle. Es pequeñísimo, pero cuenta con cuatro gasolineras.

Aquí solía haber un salón de baile, un edificio bajo y grande llamado Borderland ("Tierra fronteriza").

Cuando la ciudad de Derry ardía con disturbios y bombas, Borderland era el escape: el salón en la esquina donde podías alejarte de este mundo bailando.

Marie Lindsay nació en Muff, pero Derry es la ciudad que ocupa el lugar central de su corazón.

Cada mañana se sube a su coche en Donegal, en la República, maneja a través de un pequeño bosque y una urbanización hacia Derry, donde es directora de un colegio de niñas, el St Mary´s.

Ha vivido toda su vida en esta frontera y siente que tiene una doble identidad: "Nací y crecí en Donegal. Donegal es mi ADN, pero Derry es mi hogar. Siento que allí pertenezco".

Actualmente su viaje al trabajo no tiene interrupciones.

Pero cuando el conflicto irlandés estaba en su peor momento, en los 70, el Ejército y la policía bloquearon las carreteras pequeñas para que todas las rutas, excepto las que tenían puntos de control, fueran intransitables y así evitar que cruzaran los paramilitares.

Lindsay recuerda los días con esperas interminables en los puntos de control. Fueron días oscuros. ahora está acostumbrada a la paz y a la vida tranquila.

Siempre lleva consigo dos billeteras: una con libras esterlinas para el norte y otra con euros para el sur, aunque ambos lados aceptan la moneda del otro a una tasa de cambio decente.

Mucha gente también lleva consigo dos móviles: uno para el norte, uno para el sur.

Los habitantes de la ciudad suelen manejar los domingos desde Irlanda del Norte hacia el sur para regocijarse con la belleza de sus playas o tomar una cerveza irlandesa.

Pero los vínculos de ambos lados de la frontera van más allá de los paseos dominicales. En Derry, Irlanda del Norte, hay muy buenas escuelas y el servicio de salud es gratuito.

Mucha gente en Donegal envía a sus hijos a la escuela al norte de la frontera o cruzan para recibir atención médica en el Servicio Nacional de Salud británico.
Además, muchos estudiantes universitarios del norte estudian en Dublin, Galway y Cork, en el sur, al tiempo que otros tantos del sur viajan a las universidades de Ulster, de Queen's, en Belfast o al Magee College en Derry.

En años recientes, la ciudad de Donegal, donde vive Lindsay, ha recibido a varias familias jóvenes de Irlanda del Norte atraídas por la vivienda asequible.
Esto ha dado una nueva vida a la primaria local, las tiendas y la comunidad en general.
La gran incógnita

Ciaran Crilly comenzó a preocuparse por su negocio en el momento en que se enteró de la noticia del Brexit en junio pasado.

Es dueño de una fábrica de dulces, un negocio familiar establecido en los 70, cuando el conflicto de Irlanda estaba en su peor momento.

Su padre, Peter, fundó la fábrica Dulces Crilly después de aprender todo sobre el azúcar en varias empresas del país.

Los Crilly producen caramelos tradicionales ingleses e irlandeses y en ambos lados de la frontera sus dulces son muy populares.

Pero Brexit ha sido un duro golpe para Crilly: "Fue terrible. Nuestro negocio estuvo de maravilla estos últimos 10 años, creciendo anualmente y sin problemas. Pero entonces surge este golpe".

El 75% del negocio de la compañía era con la República de Irlanda.
Cuando Reino Unido salga de la UE, Crilly potencialmente podría enfrentar un arancel de 30%, tal como establece la Organización Mundial de Comercio (OMC).

Durante un tiempo Crilly consideró mudarse unos cuantos kilómetros hacia la República. Pero decidió quedarse en el norte y buscar nuevos mercados.
En enero, Dulces Crilly se presentó en una exposición comercial en Alemania e hizo negocios en Australia y China, donde vende sobre todo a expatriados: "La gente extraña los 'sabores de casa' cuando están lejos".

Dada la respuesta que ha tenido, quizás el Brexit sea una bendición. Pero por el momento, Crilly vive tiempos de ansiedad.

"La mitad de nuestro personal es de países de la UE, como Letonia y Polonia. ¿Podrán quedarse?", se pregunta.

La producción en la frontera

Manejando una hora a lo largo de la frontera llegamos a Enniskillen, donde es día de mercado de corderos.
El lugar está lleno de camionetas y remolques que transportan animales.
 
James Johnston es el director del mercado, una empresa familiar que se remonta a la época de su abuelo.

Johnston admite que, personalmente, no es admirador de la UE: "Originalmente fue muy buena en términos de promover el libre comercio, la paz y seguridad dentro de Europa".
"Pero creo que ha sobrepasado los límites a medida que ha ido creciendo".
"En cuanto a las legislaciones, en el núcleo es un sistema poco democrático, así que entiendo las razones para salirnos", dice.
"Sin embargo, en esta parte de Irlanda, en Fermanagh, compartimos la frontera con cuatro condados del sur. Una frontera abierta es absolutamente esencial para la paz y bienestar general de ambos países: el libre movimiento de gente y de productos", agrega.

Johnston argumenta que así debe mantenerse, sea lo que sea que traiga el Brexit. Incluso le gustaría una frontera más abierta que la existe ahora con la República de Irlanda.

"Es excepcionalmente difícil, virtualmente imposible, traer ganado a través de la frontera, venderlo en este mercado y que los comerciantes lo compren y lo lleven de regreso a casa". explica Johnston.

"Para nosotros, después de haber hecho una venta aquí en Irlanda del Norte, es más fácil enviar el ganado vendido a Inglaterra y Escocia que enviarlo a 15 o 20 kilómetros a través de la frontera a la República de Irlanda".

El problema, explica, está en la sanidad animal y en la bioseguridad. En cada lado de la frontera existen políticas distintas y ahora habrá más cambios.

Para los granjeros el mejor escenario sería un acuerdo de libre comercio post Brexit, dice Phelim O'Neill, especialista en mercados de la revista Irish Farmers Journal.

El peor escenario sería un arancel muy alto sobre los productos agrícolas que se comercian entre Reino Unido y la UE.

"Un tercio de la leche que se produce en las granjas de Irlanda del Norte va a la República de Irlanda para procesarla", explica.

"Así que si eres uno de esos granjeros y tu leche se ve impactada con un arancel muy alto, no será viable seguir enviándola".

"Lo mismo ocurre con las ovejas. Unas 400.000 son enviadas cada año desde fábricas en Irlanda del Norte a Irlanda para procesarlas. Si se aplican los aranceles de la OMC, esto simplemente no será viable", dice O´Neill.

El camino a seguir

Durante el conflicto irlandés había unos 20 puntos fronterizos oficiales entre Irlanda del Norte y la República. El Ejército británico clausuró, colocó obstáculos o destruyó el resto.

Cuando llegó la paz, el país se tranquilizó, respiró con alivio y retiró los obstáculos de las carreteras.

El comercio y las empresas se volvieron más eficaces y prosperaron. Las compañías en Irlanda del Norte establecieron oficinas en la República y viceversa.

Ahora, muchos se preguntan cómo se verán afectados estos negocios con el Brexit.

Un cálculo del comisionado de ingresos irlandés indica que hasta 8% de los transportes de carga que cruzan la frontera podrían verse sujetos a revisiones después del Brexit.

Con un mínimo de 6.000 camiones atravesando la frontera cada día, ya se empieza a ver la escala del problema.

El jefe de la agencia de impuestos irlandesa, Niall Cody, piensa que con el Brexit las empresas deben asumir que habrá "alguna forma de control de aduanas".

Por ejemplo, dice, podría permitirse a la gente hacer declaraciones de aduana en internet.

Aún así, lo más posible es que haya quienes se aprovechen de las cosas y comiencen a transportar productos hacia Belfast y hacia la UE vía Dublín, sin pagar los aranceles.

También están las enormes cantidades de comerciantes que consideran a la isla de Irlanda como una sola entidad y un solo mercado.

Eamon o'Farrell, antiguo oficial de aduanas en Donegal que pasó 30 años patrullando la frontera, cree que las autoridades irlandeses no están preparadas para afrontar las revisiones que se requerirán en esta frontera.

"No me puedo imaginar cómo lo van a hacer con los recursos que tienen", dice. "Estamos hablando de pérdida de ingresos, evasión de impuestos, varios tipos de contrabando, tanto de artículos como de gente".

En el terreno, sin embargo, las cosas ya comenzaron a organizarse.
Se están realizando reuniones entre ambas fronteras e innumerables comités están trabajando en la logística de una frontera que es más larga que la longitud de la isla de Irlanda.

Lo que tiene muchas probabilidades de seguir existiendo es el Área Común de Viajes (CTA, por su sigla en inglés), una zona bilateral británico irlandesa que permite el libre movimiento de ciudadanos de ambos países entre las islas de Irlanda, Gran Bretaña, la Isla de Man y las Islas del Canal.

El ministro británico encargado del Brexit, David Davis, describió la continuación de la CTA como "no negociable".

La historia muestra que la gente que habita esta enorme frontera es tan resistente como las hierbas y los cardos que germinan en los antiguos puestos fronterizos.

Han pasado por una partición, una guerra y por los "problemas".
Como Harold Johnston, que está a cargo de una tienda en Enniskillen, Irlanda del Norte, que su abuela abrió en 1901.

Cuenta la historia de un poblador en los 1920 que viajaba cada semana desde la República hacia Enniskillen para comprar sus comestibles.

Entonces ocurrió la partición de Irlanda, que se dividió a la isla en Irlanda del Norte e Irlanda del Sur (que después de convirtió en la República de Irlanda) el 3 de mayo de 1921, el mismo día que el hombre había viajado para su compra semanal.

A su regreso se encontró con un nuevo puesto de aduanas en la frontera vigilado por un hombre uniformado.

"No puede pasar estos productos hacia el Estado Libre", le dijo el oficial de aduanas. "Pero lo he hecho toda la vida", le replicó el hombre.
"Bueno, ahora ya no puede hacerlo", respondió el oficial.
El hombre entonces le dio la espalda y se sentó a esperar.
¿Y qué hizo?
Johnston hace una pausa y sonríe: "Esperó a que cayera la noche, y cuando el oficial de aduanas cerró su puesto fronterizo, caminó y atravesó la frontera como si nada".